DAPUETO, Idelba Lidia

   Discípula y luego colaboradora de Carlos Clemen –de cuyo estilo de dibujo era fiel seguidora-  Idelba Lidia Dapueto (1932) es, junto con Martha Barnes, una de las primeras mujeres dedicadas a la historieta en la Argentina. Dentro de su labor profesional pueden destacarse las colaboraciones realizadas para la revista Billiken en los años cincuenta y en Intervalo en los años sesenta y setenta. También se desempeñó como asesora artística de Cleda, editorial creada por Carlos Clemen que hacia 1957 producía –entre otras- las revistas Corso Pete, Fargo Kid y Trinchera, y fue asimismo en 1960 directora de Comanche, Frente de Combate y Corsario, títulos pertenecientes a la misma editorial.

   Dante Quinterno, Abril (formando parte del equipo que realizaba Meteoro), Kapelusz, Plus Ultra e Hyspamerica fueron otras de las editoriales para las cuales trabajó en los años ochenta y noventa.

Anuncios

DALFIUME, Juan

   Nació en 1942 en Bologna, Italia, radicándose desde muy chico en la Argentina. Tras un período como ayudante de Miguel Angel Repetto se inicia profesionalmente en 1961 con trabajos para la revista Oklahoma que editaba Bruguera y publica luego en Casco de Acero, donde dibuja por ejemplo la historietas “Codicia” (1962)  de aventuras en el espacio y la bélica “El inconquistable” con guión de Oesterheld. En 1963 colabora también en Hora Cero Extra dibujando las unitarias “Viejo Lorne” y “Guerra en la sombra”, como así también “Manila John” e ilustraciones para Batallas Inolvidables.

    Contemporáneamente hace para Editorial Yago las unitarias “Dos Valientes”, “Venganza” y “Una sonrisa” y entre 1964 y 1965,  ya con un evidente progreso en su estilo de dibujo realiza “Doc Sandy” (guión de Muñoz Cabrera sobre una idea de Hugo Pratt) ambientada en Australia,  “Legión Extranjera” y “Shane” para la revista Misterix, trabajos a los cuales se suman  “No matarás”, “Jett’s” y “El Hombre de la balada”.

    En 1965 comienza su vinculación con Columba, siendo su primer trabajo una adaptación de la película “El doctor Zhivago” que con el título de “Camino de hombría” se publicó por entregas en Intervalo, haciendo ese mismo año “Comisario Salcedo” y “Sangre al amanecer”, ambas en D’Artagnan, revista que en 1968 albergará la que sin duda es la serie con la cual más se lo identifica: “Jackaroe”, creación de Robin Wood que incorporaba muchos de los elementos que había aportado el “spaghetti western” y cuyo primer capítulo dibujó Marcos Adán.

    Esa actividad de Dalfiume a nivel local se complementaba con trabajos para el exterior como los realizados entre 1966 y 1968 para el Charlton Group de Estados Unidos y desde 1970 a 1973 para editoriales inglesas y escocesas.

    En los años setenta trabaja intensamente no sólo como dibujante sino también escribiendo guiones para Columba, algunos de los cuales fueron ilustrados por Lucho Olivera y Gustavo Trigo. En esa época tuvo a su cargo series como “Malasia” (Supercolor D’Artagnan, 1975), “El  Virginiano” (El Tony Supercolor, 1977), “Shannon” y adaptaciones de películas, todo ello mientras continuaba haciendo “Jackaroe”. Entre 1973 y 1976 publicó historietas unitarias en Billiken y en 1974 para la revista Turay de la Editorial Julio Korn hizo “John Juan”, un cowboy en la línea de Jackaroe.

    Durante los ochenta Dalfiume sumó a su trabajo habitual en Columba –donde realizaba “Pier, el Corso”, con guiones de Alvarez Cao, las series “Leyenda Apache” y “Siux” (ambas de Ricardo Ferrari), colaboraciones para la revista Superhumor donde realizó unitarias como “Ona indian” y “Setenta veces siete” y “No matarás”, entre otras, varias de ellas con guión propio y en las cuales su dibujó se apartó un tanto del estilo que había desarrollado anteriormente. En 1986 dibuja en Fierro la vida de Juan Bautista  Bairoletto y en 1987, año en que deja Columba, realiza para Italia “Sir John” y “Mckena” (R. Collins) y en 1989 se despide de la historieta con “Frontera Mexicana” para Eura. En medio de todo ese trabajo enseñó dibujo de historietas en la Escuela Panamericana de Arte entre 1983 y 1984.

     Respecto a Jackaroe digamos ha sido objeto de diversas reediciones: en 1992 dentro de la Colección Clásicos de Columba se publicaron los primeros 18 episodios de la serie; a partir de 2005 se lo republicó completo en Italia en la revista Lanciostory y en 2005 el recordado personaje mereció uno de los números de la revista 45 Toneladas Clásica que editó Perfil.

D’ADDERIO, Hugo

  Nacido en Rosario (Provincia de Santa Fé) en 1921 pero radicado desde muy niño en la Capital Federal, D’Adderio cursó estudios en la Escuela Nacional de Bellas Artes “Manuel Belgrano”, donde hizo hasta el tercer año. A los 17 publicó sus primeros trabajos en un vespertino de Buenos Aires para continuar luego desempeñándose como ilustrador en distintos diarios, revistas y editoriales.

    Su época de mayor contacto con la historieta se da a partr del surgimiento de la revista Intervalo en 1945, para la cual realizará versiones de obras célebres como “Miguel Strogoff” (1945), “Crimen y Castigo”, “Los Miserables” (1946), “Hamlett y Rey Lear”, ambas de 1947, y posteriormente “Cyrano de Bergerac”, “Los Novios” o “Rojo y Negro”

      En la mayoría de los casos la técnica utilizada era la de pluma y pincel, con predominio de la primera, pero en determinados casos como por ejemplo “La ajorca de oro”, publicada en el Album de Intervalo correspondiente a agosto de 1953, D’Adderio empleaba un procedimiento que el dominaba a la perfección conocido como dibujo “al lavado”, una variante de la aguada que requería gran habilidad, paciencia y prolijidad por parte del ejecutante.

      Desde 1950 y durante gran parte de los años en que la publicacióntuvo frecuencia semanal D’Adderio fue el encargado de realizar las portadas de Fantasía, tarea que cumplió también en los años setenta en la revistas Fabián Leyes y El Huinca, para las cuales dibujó asimismo varias historietas. En este repaso de su actuación profesional, cabe consignar igualmente que fue colaborador de Billiken, donde en 1959 ilustraba la sección “El niño y la música” y  también distintos temas didácticos que desarrollaba la revista, mientras que en el campo docente fue, en 1952, uno de los primeros integrantes de la Escuela Norteamericana de Arte, luego la famosa Panamericana.

CANELO, Gerardo Alvaro

    Aunque perteneciente a la generación de dibujantes que comenzó a publicar a inicios o mediados de la década del sesenta (nació en Buenos Aires en 1940), Gerardo Canelo recién lo hizo en 1968 y sólo a partir de 1975 se volcó por entero a la historieta, una demora en la que influyeron diversos factores  pero que fue luego compensada con la trascendencia de varias de las series que le tocó realizar.

    Tras terminar sus estudios secundarios Canelo se inscribe en la Panamericana de Arte realizando el curso de Historietas con Daniel Haupt. La falta de revistas donde publicar y el inicio de una carrera universitaria –que abandonará luego de tres años-, más su trabajo en publicidad y otras actividades lo alejan un tanto de la historieta pero no de la idea de ser parte de sus creadores.

      Como ya se dijo esa primera oportunidad se le presenta en 1968 pero recién en 1975 deja sus otras obligaciones laborales para concentrarse en el dibujo. A esa etapa corresponden distintas historietas unitarias, adaptaciones y una serie no muy conocida que se publicó en 1976 en D’Artagnan: “Legión Africana”, realizada en colaboración con Eraña.

      Casi inmediatamente vendría su gran oportunidad cuando en forma sucesiva le toca ser el creador gráfico de dos series escritas por Ray Collins que alcanzaron gran popularidad como lo fueron  la policial “Alan Braddock” (100 capítulos entre 1978 y 1989) y “Rocky Keegan” (150 episodios, desde 1979 y a lo largo de una década) trabajos que coincidieron con el momento en el cual, por la incorporación definitiva del color y la diversificación de títulos las revistas de Columba alcanzaban tiradas de enorme magnitud.

     En los ochenta (habiendo trabajado también para editoriales inglesas y norteamericanas) Canelo se da el gusto de hacer con Julio Alvarez Cao la serie “Carbajo, Ganzúa y Cía, policial costumbrista ambientada en el Buenos Aires de los 30, una de sus obras más queridas que se extendió entre 1984 y 1991 en la revista D’Artagnan. De esos mismos años son “Francisco Monterrey” (Intervalo, 1983), “Manhatan Force” (El Tony, 1988) y “Jason Blake”, publicada en Italia a través de  Record, para la cual realizó, entre otros trabajos, “Sector 5” y “Tommy”, ambas con guión de Mazzitelli

      Siempre cercano a cualquier iniciativa destinada a fomentar la historieta, colabora en 1990 en la revista Pucará con dos historietas breves, “Liberato Liberali” y “Norte/Sur” para inmediatamente después hacerse cargo de “Port Douglas”, donde su dibujo va dando vida al peregrinaje del protagonista de la historia creada por Robin Wood, quien atraviesa el mundo en busca de la casa y el velero que le han legado.

    “Matador” (entre 1993 y 1995) y “Lento Duggan” son otros trabajos de Canelo previos a la debacle de Columba, tras lo cual lo más importante de su producción en materia de historietas ha estado enfocada en la realización de varios números especiales de Dago, los “monográficos” de casi cien páginas que se editan en Italia con las aventuras del exitoso personaje de Wood.

CAMPANI, Paul

    Aunque a diferencia de Pratt, Ivo Pavone o Faustinelli nunca haya trabajado en nuestro país,  Paul Campani tiene ganado un merecido lugar en el Olimpo de la historieta argentina por ser el dibujante de “Misterix”, personaje que con guión de Max Garnier primero y de Alberto Ongaro luego apareció en 1946 en el Album Le piu belle aventure. En la Argentina fue publicado en la revista Salgari en 1947 y poco después pasa a tener su revista propia, en la cual aparecerá en 1952 otra creación de Campani esta vez con guión de Héctor Oesterheld: “Bull Rockett”.

     Otros trabajos de Campani publicados en la Argentina fueron “Gei Carioca”, conocida entre nosotros como “Tita Dinamita”, que se publicó en Cinemisterio, “Lord Commando”, también en Cinemisterio en 1951 y la no tan divulgada pero excelente “Ted Patton” o “Ted, el héroe del espacio” (Rayo Rojo, 1950).

    En 1954 en Modena -la ciudad italiana donde había nacido en 1921-, Campani funda con Max Garnier (Giorgio Massimino Garnier) el estudio de dibujos animados Paul Film, con el cual obtienen un resonante éxito realizando para la Radio y Televisión Italiana (RAI) el material del ciclo “Carrousell”, integrado por animaciones que combinaban mensajes publicitarios con una historia breve desarrollada en 30 segundos.

   Absorbido por esa actividad Campani abandona prácticamente la historieta (salvo un breve regreso para dibujar algún episodio de “Misterix”) quedando dicho personaje desde 1955 a cargo de Eugenio Zoppi, mientras que  “Bull Rockett”  pasó a ser dibujado por Franciso Solano López. Paul Campani falleció en 1991.

CABRERA, J.

“Heidi” en Mundo Infantil, 1957

KHATO*

(Ver CAMPDEPADROS, Enrique)

Publicado en KHATO*. Leave a Comment »