FERNAND*

  Fernando Fernandez Eyre más conocido como Fernand (también utilizó los seudónimos Monray y Ghost)  nació en Entre Riós en 1917 y niño aún fue llevado a España donde en 1936 lo sorprende la Guerra Civil. Luego de diversas peripecias (entre las que se cuentan su participación como combatiente en el bando Republicano y su alistamiento y posterior deserción de la Legión Extranjera), regresa a la Argentina en 1940 y a fines de ese año comienza a colaborar en la Editorial Tor, primero en la recién aparecida revista Fenómeno y posteriormente en Pif-Paf.

    En 1943 se vincula con Lainez, la principal editora de revistas de la época, para la cual a lo largo de catorce años realizará centenares de historietas, tanto adaptaciones hechas por el mismo como sobre guiones propios, a lo que debe agregarse la serie “El Zorro”, en la revista El Gorrión. A ese intenso trabajo suma entre 1947 y 1949 diversas tiras en el vespertino La Razón.

    A fines de los años cuarenta e inicios de los cincuenta Fernand comienza a colaborar con tres editoriales que estaban desplazando a Lainez de su antiguo liderazgo en materia de revistas de historietas: Quinterno, Abril y Columba. Con las dos primera el vínculo fue relativamente breve, limitándose a títulos como “Paul de Bernís contra Montefeltro”  realizada en Patoruzito entre 1949 y 1950 y “Rey por siete días” publicada en Rayo Rojo en 1950.

   Con Columba en cambio estuvo ligado por casi un cuarto de siglo y fue en una de sus publicaciones, El Tony, donde entre 1953 y 1956 dibujó una de las historietas de mayor impacto en ventas en la  Argentina: “El León de Francia”, adpatación del radioteatro homónimo escrito por Roberto Valenti y republicada en dos oportunidades. También durante los cincuentas Fernand publicó en la revista Pimpinela, en Suplemento de Bucaneros y volvió a las páginas de La Razón en 1956 al ganar un concurso realizado por ese diario con su historieta “El cetro perdido”.

   En los años posteriores  colaboró en Anteojito y en las revistas El Huinca y Fabian Leyes y en  Aventuras del Errante  (sic) con historietas de horror, género que abordó también en colaboraciones para editoriales norteamericanas, mientras que en Columba uno de sus últimos trabajos fue “Ten cuidado con la pesca, Jaques”, policial aparecida en El Tony en 1974.  Su fallecimiento se produjo en 1987.

     Quizá la característica fundamental de Fernand fue el enorme volúmen de su producción -tal como lo destacó alguna vez Esteban Larruccia en una nota publicada en el fanzine CRASH!-, aunque probablemente  esa fecundidad conspiró muchas veces contra la calidad de su trabajo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: