BAROCELLI, Carlos

   Dibujante, ilustrador y docente rosarino. En 2002 fue el ganador del Primer Concurso Iberoamericano de Comics y Animación de Buenos Aires y en 2007 Solano López lo eligió para dibujar “El Eternauta, la resistencia” basado en textos escritos por Oesterheld en la revista El Eternauta. Como ilustrador  ha colaborado con editoriales inglesas y para Kapeluz de Argentina, mientras que en materia de historietas deben destacarse “La Casta Brazov” publicada en Pandemonium en 2008 y su participación en 2010 en el libro de historietas “La Patria también es mujer”. Es integrante de la Asociación de Dibujantes del Litoral y dirige la escuela de dibujo que lleva su nombre.

Anuncios

BENSADON

Bensadón dibujó en Billiken en 1937 la historieta  “Chang, el detective más joven del mundo”, caracterizada por un pulcro y prolijo estilo que también evidenciaba en ilustraciones de temas didácticos para la misma revista. Previo a ello había realizado series humorísticas en Para Ti.

BASILE, Marcelo

   Tras un período de aprendizaje como ayudante de Jorge Zaffino -que se extendió entre 1987 y 1989- Basile comienza su colaboración con Columba para la cual realizará al menos tres series destacadas: el no muy feliz retorno de “Jakaroe” en 1990, “Rey David” y un excelente trabajo en “Madness”,  publicada en Super Color Fantasía en 1996.

   Cerrado el ciclo Columba -y previo paso por la fugaz revista La Bestia–  Basile protagoniza junto con su colega Tomás Coggiola y el guionista Rafael Curci (trío al que luego se une Sergio Ibañez) uno de los grandes sucesos de la historieta argentina más reciente: Mikilo, a través del cual recrean una serie de mitos y leyendas argentinos. En 2009 el cuarteto antes nombrado vuelve con otra innovación: el periódico de historietas Comic.Ar en el que obviamente Basile (junto con Coggiola) dibuja a Mikilo y suma un nuevo personaje, Nacho Paparazzo, con guión de José Nápoli. A esta nómina de trabajos deben agregarse colaboraciones para editoriales italianas y en 2012 su participación junto a otros dibujantes  en el libro ” Malvinas, historias ilustradas”, con textos de Armando Fernandez.

BARRIOS, Jorge

 Dibujante correntino que participó en la revista La Parda, donde en 1990 dibujó -sobre un guión popio-  la serie “Muko”, ambientada en tiempos cercanos a  la Revolución de Mayo.

BARRETO. Eduardo

   Eduardo Barreto nació en Uruguay en 1953. Realizó sus primeros trabajos  a los 16 años en el diario El País y posteriormente en el suplemento infantil del diario El Día (El Día de los Niños) hizo una tira diaria titulada “El poderoso halcón”.  En busca de un campo de acción más amplio llegó a la Argentina en 1973 vinculándose a Editorial Columba para la cual a partir de 1974 realiza episodios  de “Kabul de Bengala” (20 en total) escritos por Oesterheld,  ocupándose también de diversas series como “Kayan”, “Argón el Justiciero”, “Wolf”, probablemente “El Etrusco” (con el seudónimo Kopi) y un sólo episodio de Nippur de Lagash ya que aparentemente Robin Wood no quedó conforme con su trabajo. Cabe destacar que tras un período inicial en la Argentina, retornó a Montevideo y periodicamente viajaba para entregar su trabajo.

     En 1983 viaja a Estados Unidos –donde ya había estado a fines de los setenta- permaneciendo allí por espacio de tres años, lapso en el cual trabajó para importantes editoriales y con personajes como Superman y Atari Force junto con José García López.  Desde 1986 en adelante siguió trabajando desde el Uruguay para el mercado norteamericano con títulos como  The New Teen Titans, Batman, Spiderman, Juez Parker y Mary Worth, labor que le valió numerosos premios internacionales, entre ellos el Wizard Fan Award que obtuvo en 1993.  En 2007 había sufrido un grave accidente automovilístico y posteriormente contrajo meningitis, enfermedad de la que no pudo recuperarse, falleciendo en diciembre de 2011 a los 58 años de edad.  Para más información ver la nota publicada en TOP COMICS:

 http://luisalberto941.wordpress.com/2011/12/16/3734/

BAROSELA

En 1996 realizó en Super Color  Fantasía episodios de “Caribe King”, serie escrita por Armando Fernandez que también dibujó Ramiro Bujeiro según consta en el curriculum de dicho guionista.

BARNES, Martha

   barnes Tras formarse en la Academia Nacional de Bellas Artes de Mendoza, Barnes se inicia como profesional del dibujo hacia 1949, volcándose preferentemente hacia la ilustración y colaborando a lo largo de varias décadas con numerosas editoriales de nuestro medio como Muchnik, Lainez, Columba, Difusión, Tor, Acme, Codex, Perfil, y Kapeluz, como así también de Estados Unidos y Europa.

    En cuanto a la historieta los datos más concretos sobre su labor se remontan a mediados de los cincuenta, con trabajos como  “El conde Kostia”, “Poverina” (publicado en el Anuario de Intervalo en 1955) o “Nada más que Mary-Ana” en 1956 en Intervalo semanal, a los que deben sumarse los realizados para Puño Fuerte en 1957. En la década siguiente –amén de trabajos para la revista Suplemento de Bucaneros– siguió vinculada a Columba para la cual, entre sus numerosos trabajos, pueden contarse episodios de la serie “Historias de hombres y mujeres” que escribía Cristóbal María Paz, mientras que en 1967 ilustró uno de los primeros guiones de Robin Wood: “Susana en el viento”, publicado en Intervalo.

      Lejos de circunscribirse a la revista Intervalo y a los temas románticos, Martha Barnes colaboró también en D’Artagnan y El Tony ilustrando guiones orientados hacia la aventura como “Tierras Salvajes” (Album El Tony, 1966) un western escrito por Armando Fernandez o “Veinte centímetros de piel vulnerable”, a lo que debe sumarse su ya citada colaboración en Bucaneros haciendo termas ambientados en el Oeste americano.

       En 1975 comienza a colaborar también con Ediciones Record para la revista Skorpio, quien la presenta en su sección “Estos son los creadores”  destacando no sólo su trayectoria como dibujante sino también como actriz en teatro y radio y su participación en programas televisivos donde realizaba cuentos dibujados e historietas narradas e ilustradas. Ya avanzados los años ochenta realiza una de las pocas series fijas de su carrera, “Cuentos del Emir”, con guiones de José Luis Arevalo, que se prolongó hasta iniciados los años noventa cuando Columba dejó de producir material original.