ALTUNA, Horacio

  Nació el 24 de noviembre de 1941 en la Provincia de Córdoba. Sus primeros trabajos como profesional datan de 1964/65 cuando realiza el personaje “Supervolador”  para la la revista del mismo nombre editada por José Alegre Asmar. Casi contemporáneamente  colaboró en Cinemisterio y Misterix –ya en la época final del ciclo de Editorial Yago-, en episodios de “Legión Extranjera”. Por sugerencia de los dibujantes Juan Dalfiume y Octavio Oscar ingresa a Editorial Columba, donde colaboró desde 1967 hasta 1976. En dicha editorial realizó historietas de tema deportivo y  títulos como “Los Cruzados”, “Hilario Corvalán”, “Big Norman” y “Kabul de Bengala” (guión de Oesterheld). En 1971 realiza trabajos para la revista Top de Editorial Cielosur y en 1973 colabora para las editoriales inglesas Fleetway y Thompson.

    Un momento clave de su carrera profesional lo constituye la realización de “El Loco Chavez”, que con guión de Carlos Trillo comienza a publicarse en Clarín el 26 de julio de 1975 y que perduró hasta 1987 en la contratapa de dicho diario. El desarrollo de la tira en conocidos lugares de la geografía porteña, la rica galería de personajes secundarios y las exuberantes mujeres dibujadas por Altuna le dieron a la serie una gran popularidad, que se tradujo en reediciones en libro y en una versión para TV compuesta de cinco capítulos que se emitieron en 1978.  Tras dejar Columba, Altuna se suma al elenco de dibujantes de Editorial Récord y poco después al de Ediciones de la Urraca. Para las revistas de la primera realiza trabajos como “Jungla de Asfalto” (Skorpio Gran Color – 1977), “Serie Negra” (Skorpio – 1979) y “New York Blues (Skorpio Plus – 1981).   Para la editorial comandada por Andrés Cascioli hace, entre otras, “Las Puertitas del Señor López” que apareció inicialmente en la revista El Péndulo en 1979 y pasó al año siguiente a Humor, historietas unitarias, “Charlie Moon” (1980), “Merdichesky (1981) y “El último recreo” (1982)  en  Superhumor, revista para la cual dibujó también en 1982 la serie costumbrista “Papi-Fútbol”, continuada luego por Horacio Lalía.

     En 1982 se radica en Barcelona desde donde inicia una exitosa etapa que lo convierte en un dibujante de nivel internacional, colaborando en publicaciones como la norteamericana Playboy y Heavy Metal y las europeas A Suivre, L’Eternauta, 1984, Cimoc y otras. La temática de sus trabajos abarca dos rubros principales, uno el de las historias desarrolladas en un futuro cercano en un mundo dominado por la tecnología y por otra parte las historias eróticas o directamente hardcore. Entre las  primeras pueden mencionarse  Ficcionario y Chances, que fueron difundidas en la Argentina por las revista  Fierro y Cóctel respectivamente, la primera en 1984 y Chances en 1992. En 1994 Altuna regresa a la página de historietas de Clarín haciendo con guión propio “El Nene Montanaro”, tira que continúa hasta el año 2002 cuando el protagonista –igual que antes el Loco Chaves- se va al exterior. En 2010 Altuna protagonizó un nuevo regreso a la contratapa de Clarín con “Es lo que hay (Reality) que reproduce el esquema de “Familia tipo”, otra tira diaria que con gran éxito se publicó durante diez años en este rubro en El Periódico de Catalunya.  Para la revista Viva y con guiones del escritor Hernán Casciari realizó doce relatos gráficos (así se los definía en las promociones publicitarias) de ocho páginas cada uno que comenzaron a publicarse el domingo 8 de enero de 2012, todos ellos agrupados bajo el título genérico de “Verano” y donde las situaciones planteadas le permitían demostrar una vez más su habilidad para el desnudo femenino.  Altuna ha presidido la Asociación de Profesionales de la Ilustración de Cataluña, donde también fue distinguido con el Gran Premio del Salón del Comic en el 2004.