ZOPPI, Eugenio Juan

 milplu-zopikent  Nacido en Buenos Aires en 1923, Zoppi pertenece generacionalmente al grupo de dibujantes de los años cuarenta pero su gran despegue profesional se produce en la década siguiente, durante la cual trabajó en las más importantes revistas de la época. Tras desempeñarse en varios oficios sin relación con el dibujo Eugenio Zoppi llega a la historieta hacia 1945 aunque realizando tareas conexas en Columba, como por ejemplo la separación de colores -mediante calcado- de los originales en color de historietas extranjeras. En 1947 ingresa en la revista Aventuras como empleado administrativo primero y luego como armador y retocador de dibujos. Allí conoce a Alberto Breccia quien lo alienta para que se iniciara en el dibujo.

   Ya en condición de dibujante, en 1948 publica sus primeros trabajos ilustrando “Los tesoros de la Reina de Saba” y “Fantomas” en el diario La Epoca, aunque fundamentalmente su labor profesional se afianza colaborando en distintas revistas de Editorial Lainez como Ra-ta-plan, Espinaca, Selecciones Gráficas e Historietas, ya fuera ilustrando portadas o dibujando adaptaciones de novelas. Sobre el final de esa década publica en el diario La Razón las historietas “La ciudad oculta de los mayas” y “El jinete del terror”.

  milplu-zoppi Como se ha dicho, su carrera en la historieta despega realmente en la década del cincuenta en cuyos inicios colabora en la revista Sucesos (1950) dibujando “Los niños prodigios de ayer y hoy” y en dos publicaciones de Editorial Muchnik: La Revista de Superman y Robin. En la primera realiza ilustraciones para el folletín “Patricia Polvora” (1950) y en Robin historietas como “Los loberos” (1953), a lo que suma en 1954 colaboraciones en Album Intervalo, tal el caso de “El doctor Fabian”.

   También desde inicios de los cincuenta Zoppi estuvo vinculado a la Editorial Abril para cuyas revistas (en especial Cinemisterio) realizó entre otros títulos “Alan y Crazy” (cuyo episodio inicial se tituló Cargamento Salvaje), “Pierre Belmont, de Interpol”, “Ambar gris” y “Vernon Clark” esta última en Rayo Rojo. En 1955 y tras un concurso interno realizado por Abril, se hace cargo de la serie Misterix , personaje que sobre guión de Alberto Ongaro dibujaba el italiano Paul Campani.

   El espaldarazo que significó para la carrera de Zoppi hacerse cargo de Misterix queda evidenciado en la gran actividad que desarrolló en esos años, en la cual se incorporó también como colaborador de Ediciones Universales (Aventuras del Oeste, Odiselandia) y Publicaciones Universales, la división de historietas de Editorial Codex. Para la primera de ellas y sobre guiones de Alfredo Grassi dibujó Flap Davis y Rex Antix mientras que para Codex dibujó “Paladines del Aire”, unitarias en Pimpinela y en 1957 creó para la revista Pancho López el personaje “Ray Kent”, un símil de Bull Rockett.

   Esta productiva década de Zoppi se cierra con la creación en 1958 para Syndipress del personaje “Peter Murray” que apareció en las revistas Impacto, Patrulla y posteriormente en 1962 en El Tony, mientras que desde fines de 1959 y hasta 1960 estuvo presente con varias unitarias –bélicas y westerns- en Frontera Extra.

  Tras dejar “Misterix” en 1962 Zoppi forma parte dos años después de un proyecto destinado a contrarrestar la fuerte influencia que en esa época tenían las revistas mejicanas, cuyo gran atractivo era estar impresas a todo color. Dicho proyecto fue canalizado a través del sello Dayca y para esas revistas dibujó “Futureman” y “Birdman”, aunque los créditos mencionaban como responsable de la parte gráfica al Estudio Espartaco. En esas revistas publicó también dibujos humorísticos, algunos de ellos firmados como “Eugenio”

  Colabora luego en Ofensiva (un emprendimiento de Oesterheld de 1966) y en 1968 realiza el personaje “Charlena” para la revista Karina mientras que para Chile hace “Perseculio”. En 1971 se desempeña como Director Editorial de El Clan de Mac Perro suplemento de historietas de la revista Billiken y a mediados de esa década inicia su colaboración con Ediciones Record, realizando diversas unitarias como “Cita con el destino” o “Etienne y los treinta mil”.

   En los años ochenta ilustra los libros de la colección “La Historia de la Humanidad”, participa  en la tercera época  de Rico Tipo (1986), dibuja en Sex Humor Ilustrado en 1988 (“Irma, la dura”) y vuelve a colaborar en Columba acompañando a Gerardo Canelo (titular de ambas series) en episodios de “Rocky Keegan” y “Carbajo, Ganzúa y Cía”.

  Sus trabajos de los años noventa son escasos, acorde a una época que vio declinar primero y desaparecer luego a Columba y Record. En 1990 en la segunda época de Hora Cero hizo “Todo previsto” sobre un guión inédito de Oesterheld y sobre el final de la década ilustró el libro de Martha Recalde “Gandhi para principiantes”, volumen correspondiente a una colección de divulgación donde la historieta cumple un rol central. Eugenio Zoppi, un gran trabajador de la historieta, falleció en julio de 2004.

Anuncios