MEREL, Horacio (u Orazio)

  merel-bonanza2 Nació en 1935. Antes de cumplir veinte años Merel se convierte en el primer ayudante de Solano López cuando este estaba abocado a la realización de “Uma –Uma”, la historieta que le sirvió de campo de prueba para adoptar el estilo de Paul Campani y heredar a partir de 1955 a “Bull Rockett”, serie en la que por supuesto Merel también lo asistió especialmente a partir de 1957 cuando Solano comienza a  “El Eternauta” y otro material para Frontera.

    En 1960 Misterix le brinda la oportunidad de ser titular de su propia serie: “Johny Rosco” y casi simultáneamente comienza a trabajar en las revista de Editorial Frontera, tarea que se  intensifica desde 1961 en adelante con la realización de diverso tipo de material: episodios de Ernie Pike, es decir bélicas, pero también westerns como “Seis plomos” o episodios de la serie “Crónicas del tiempo y del espacio” aparecidas ambas en Frontera Extra en 1961.  También en esa época colabora en Casco de Acero y en 1962 sucede a Juan Lucas Castro en la realización de  “Bull Rockett” para la revista Misterix, ahora editada por Yago.

    La siguiente etapa de su carrera la desarrolla en Columba desde inicios de los setenta especialmente, período en el cual y adoptando el estilo de Carlos Casalla  toma a su cargo distintas series realizadas por aquel, tal los casos de “Alamo Jim”, “Diego”, “Cabo Savino”, “Martín Toro” y “Crónicas de un porteño viejo”, mientras que con un toque mucho más personal  dibuja en 1974 “Historias de la tierra bárbara” en la revista Turay. Al año siguiente siempre en vena gauchesca dibujó  “El Tape Montiel” y en 1976 episodios de “El hombre del rifle”, “Bonanza” y “La Mujer Nuclear”, todas con guiones de Jorge Morhain.

    Alternando la producción local con trabajos para Italia e Inglaterra Merel siguió colaborando regularmente con Editorial  Columba donde a lo largo de los años ochenta y parte de los noventa hizo la serie “Campana de largada ”, episodios de “Capitán Camacho” y colaboró con Gerardo Canelo en  “Rocky Keegan”,  “Manhattan Force” y “Billy Bronx”, mientras que  en 1986 dibujó “Diario de un Granadero”, historieta de tema histórico-didáctico que apareció en Super Cosmik, suplemento especial de la revista escolar del mismo nombre.  Horacio Merel (solía firmar Orazio Merel)  que sumó a su actividad de historietista la de músico de jazz y la pintura, falleció en el año 2009.

CONTRERA, Luis Oscar

contreras-histoHistorietista, artista plástico, diseñador y docente, Contrera nació en 1947 en la ciudad de Pergamino, provincia de Buenos Aires, y falleció en 2006.

Alumno de  Angel Borisof y de Alberto Breccia, su desempeño en la historieta se inicia en 1972 en Editorial Columba, donde hasta 1975 realiza historias unitarias y episodios de las series “Hilario Corvalán” con guiones de Sergio Almendro y “Kabul de Bengala” escritos por Oesterheld.

A partir de 1975 su trabajo se orienta hacia al exterior a través de César Spadari, Schiaffino y Rafael Dente. Entre ese material se destacan series para Gran Bretaña (“Las espadas de R.M.” y “Voltios de venganza”), unitarios para Italia publicados en Skorpio y para el mismo país -entre 1989 y 1991- la serie “Valdez”, con guión de Ray Collins. Anteriormente, en 1974, había hechos trabajos para Estados Unidos a través de Dente.

En el orden local,  en 1994 produce, ilustra y edita las historietas de temas religiosos “San Martín de Porres, “La Virgen del Rosario de San Nicolás” y el beato “Don Orione”, y la vida del piloto de automovilismo Luis Rubén Di Palma. También fue autor de una tira de tipo costumbrista publicada en el diario La Opinión de la ciudad de Pergamino, medio donde trabajó entre 1981 y 1990 como diagramador e ilustrador.

En paralelo a otras actividades profesionales como el diseño publicitario y la diagramación de revistas, Luis Contrera se desempeñó como docente y artista plástico. En el primero de esos campos, entre el año 1992 y el año 2000 dictó talleres de dibujo, historieta e ilustración para la Dirección de Cultura de Pergamino, y en el año 2001 Talleres de Dibujo en Centros Asistenciales de la ciudad de Pergamino.

En cuanto a la Pintura pueden citarse su participación en distintas salones, exposiciones individuales y colectivas, la interpretación plástica de cuentos de su autoría y dos series: “El potrero” (1997) de tema futbolístico y “Vivencias en Cuba”, integrada por 15 acrílicos sobre tela y dibujos en grafito, producto de su viaje a la isla caribeña y Panamá.

PEREZ DEL CASTILLO, Jorge

delcastillo-fantasio  Nació en 1923 en la localidad chilena de Chillán, aunque posteriormente se trasladó junto a su familia a la capital de ese país. Influenciado por el ambiente familiar (sus padres eran artistas trashumantes de origen andaluz) abrazó con dedicación el dibujo, disciplina en la que no realizó ningún estudio regular. Luego de desempeñar distintos oficios en 1943 comienza a colaborar en la revista infantil El Cabrito donde -según la página Ergocomics- realizó entre otros trabajos la historieta “La sombra del maestro” y la serie “La nave de los Argonautas”. 

   Las escasas perspectivas que le ofrecía su país natal lo decidieron a trasladarse a la Argentina donde su compatriota Raúl Manteola (retratista de gran fama que por entonces realizaba las portadas de la revista Para Ti) lo recomendó a Ramón Columba, gestión que le permite a partir de 1944 comenzar a colaborar en El Tony y un año después en Intervalo, revista a la cual estuvo dedicada la mayor parte de su producción a lo largo de un cuarto de siglo. Paradójicamente, la serie que lo hace conocido en nuestro país y que constituye un punto de referencia de su carrera no la realizó en Columba sino durante su fugaz paso por Patoruzito, donde sobre guiones de Leonardo Wadel dibujó “Conspiración en Venecia”, logrando con su dibujo captar fielmente el espíritu del argumento. 

   Según parece Pérez del Castillo se alejó de Patoruzito debido al disgusto de Quinterno por los atrasos en las entregas del material, pero cualquiera haya sido la causa , lo cierto es que a partir de allí Del Castillo concentrará su trabajo en las revista Intervalo y El Tony simplificando año tras año su dibujo llegando en algunos casos al borde de la abstracción, tal el caso de la historieta “Después yo partiré” publicada en un Album Intervalo en 1963 donde además aplica la técnica del collage. Durante los años sesenta Pérez del Castillo alternó la historieta con ilustraciones a color para la Enciclopedia Infantil Preceptor sobre temas de literatura, historia, religión y mitología y fue Director de Arte de una guía turística.

  En 1969 viajó a Chile con la intención de quedarse durante tres meses, estadía que se prolonga por espacio de catorce años. Durante ese período trabajo en publicidad e ilustración editorial e historietas, rubro este último en el que como colaborador de la revista Mampato y los diarios La Segunda y El Mercurio produjo diversos títulos entre los cuales pueden mencionarse una adaptación de “La Araucania” de Ercilla, la tira didáctica “Si vengo con historias”, “Apuntes de Chile” y las series “El amigo de los discos voladores” y “Aliro Godoy”.

   A mediados de los años ochenta regresa a la Argentina pero poco es lo que se sabe sobre su actividad posterior, salvo la realización de una historieta titulada “El derviche” que se publicó en 1991 en la revista Tit-Bits. Se le adjudica también haber colaborado con su hermano Arturo en las biografías de Pancho Villa y Emiliano Zapata, pero en esos dibujos no se aprecia rastro alguno de su estilo. Vista a la distancia la obra de Pérez del Castillo (fallecido en 1996) no deja de asombrar por la audacia de sus planteos gráficos (más aún tratándose de una editorial tan tradicional como Columba) terreno en el cual se anticipó incluso a Alberto Breccia, Leopoldo Durañona y al Pratt posterior al “Corto Maltés”.

VIGANÓ, Oscar

   VIGANO-LARAMIEOscar Viganó nació en Remedios de Escalada, Buenos Aires. A fines de los años ’50 comenzó a realizar guiones para el personaje “Tabú”, que con dibujos de Osvaldo Torta aparecía en la revista homónima publicada por la Editorial Tiempos Modernos.  Posteriormente pasó a ilustrar historietas para las revistas de esa misma Editorial (Tabú, Entre Fieras, Furia Blanca, Gran Album de Aventuras) y en 1961 participa en la revista Telemanía que editaban los hermanos Sesarego dibujando episodios de Laramie y de Maverick. Colaboró luego con la Editorial Bruguera realizando trabajos para sus distintas publicaciones -entre ellas Oklahoma- y publicó también en la revista El Gorrión de la Editorial Lainez.  

     En 1962 emigró a los Estados Unidos donde trabajo como animador en los estudios Oriolo Film para las series El Gato Félix, Hércules y Johny Zipher y luego en varias series de los estudios Paramount. En 1968 fué contratado por IBM como consultor para los primeros  sistemas computarizados de animación, estableciendo en Nueva York el primer estudio de animación con computadoras. Alli realizó los primeros comerciales animados en el mundo producidos con una computadora. Actualmente retirado vive en Virginia, Estados Unidos, dedicado a la pintura de acuarelas, oleo, y acrílico, organizando además exposiciones a través de su grupo Artist Coalition of Fairfax.

CATALDO, Osvaldo

  cataldo-murdockOsvaldo Cataldo nació en Buenos Aires en 1948. Inició su formación plástica a los 13 años con maestros como Miguel Diomede y José Julio Jáuregui y posteriormente completa su formación con estudios que desarrolla en MEEBA, la Escuela de Bellas Artes y la Facultad de Arquitectura. Desde 1968 comparte sus estudios con tareas laborales afines como letrista, dibujante de taller en una fábrica, armador de originales y pasador de bocetos en agencias de publicidad, dibujante de planos en un estudio de arquitectura, dibujante textil y asistente de pintura publicitaria mural.

   A partir de 1972 se desempeña como docente y un año después llega a la historieta cuando Ricardo Villagrán lo vincula con la Editorial Columba, para la cual realiza ocho episodios de la serie “Los Cruzados” que hasta entonces dibujaba Horacio Altuna, trabajos que se publican en D’Artagnan y que Cataldo firmó como “Arrabal”. También en D’Artagnan pero ya con su propio nombre realiza a partir de 1974 diez episodios de “El Mayor Murdock”, serie con guiones de Guillermo Saccomanno. Posteriormente Cataldo colabora en Fantasía e ilustra tapas para la revista Intervalo.

    En 1976 comienza a colaborar con Editorial Record, para la cual realiza la historieta “Macho” sobre guiones de Roger King, episodios de Los Vikingos e historietas unitarias, mientras que por intermedio de Alberto Macagno se relaciona con la Fleetway dibujando para dicha  editorial inglesa diez episodios de una serie de espionaje.

   En 1979 se integra al estudio que compartían Domingo Mandrafina, Ruben Marchionne, Alberto Macagno y Enrique Breccia y a partir del mes de agosto de ese año con Sergio Almendro como guionista dibuja “El sargento Montiel”, tira diaria de temática nacional que se publica hasta fines de 1982 en el diario La Razón y El Pregón de San Salvador de Jujuy. Durante ese paso por el citado estudio (conocido como Las 3M) Cataldo colaboró en 1983  junto con Mandrafina, Enrique Breccia y Macagno en la serie “Republiqueta”, escrita  por Guillermo Saccomanno y que se publicó inicialmente en Italia. A partir de 1984 colaboró con Mandrafina en las series “Savarese” y “Morgan”, tarea que desempeña hasta 1990.

    Al margen de su actividad en la historieta Cataldo se ha desempeñado en otros campos como la producción editorial, la docencia, la creatividad publicitaria y la ilustración. Así por ejemplo en 1980 diseñó el formato de la revista Siempre Listo para el movimiento Scout Católico y además aportó guiones y una historieta humorística, “Patrulla Caranchos”. A partir de 1990 acorde a la declinación de la historieta en nuestro medio,  Osvaldo Cataldo centró su actividad docente y la ilustración publicitaria y a partir de -1992 sin abandonar la docencia-, retornó a la plástica, tarea que  junto a su segunda vocación la Arquitectura, desarrolla en la actualidad

Ver nota completa sobre Osvaldo Cataldo en TOP COMIC

http://luisalberto941.wordpress.com/2013/11/04/osvaldo-cataldo-historietas-plastica-y-docencia-entre-otras-cosas/

CAZENEUVE, Luis

   Nacido en 1908, Luis Cazeneuve está considerado como el primer dibujante de historietas que desde la Argentina viajó a probar suerte en los Estados Unidos, país hacia donde partió en 1939. Al momento de emprender esa aventura Luis Cazeneuve acreditaba una trayectoria profesional de importancia, dentro de la cual pueden mencionarse “Quique el niño pirata”, tira diaria publicada en el diario El Mundo desde 1934 y aún vigente en 1937, “Las Aventuras de Carlos Norton” en 1935 para el diario Noticias Gráficas, “Aventuras de dos argentinos en un país salvaje” realizado en 1935 para Suplemento Color del citado diario y “Aventuras de caza del pibe Palito”, página que se publicaba en 1937 en la revista Mundo Argentino.

       Luis y su hermano Arturo arriban a Estados Unidos en plena “Edad de Oro” o “Edad Dorada” del comic book americano y supieron aprovecharlo. Apenas llegados ambos comenzaron a trabajar en el estudio de Will Eisner y Jerry Igger y al disolverse esta sociedad continuaron con Igger. Uno de los compañeros de trabajo que tuvieron los dos argentinos en aquella etapa fue el dibujante Pierce Rice, junto con el cual los Cazeneuve montan en 1941 su propio “shopp”, término que en esos tiempos definía a los estudios que abastecían de material a los innumerables editores que el éxito de las revistas de historietas había hecho surgir como hongos. Rice era el encargado de dibujar a lápiz y los hermanos Cazeneuve del pasado a tinta.

   Desde 1940 en adelante Luis Cazeneuve tuvo a su cargo varios de los más famosos personajes de aquel período, tales como “Aquaman”, “Blue Beetle”, “Captain América”, “Crimson Avenger”, “The Eagle”, “Golden Arrow”, “Green Arrow”, “Lance O’Casey”, “Vigilante”, “The Shinning Knight” y “The Boy Comandos”, serie ésta que tomó a su cargo cuando Joe Simon y Jack Kirby -sus creadores- dejaron momentáneamente los pinceles para alistarse en el ejército.

    Otro de los trabajos de Cazeneuve en Estados Unidos aunque esta vez en el formato de tira diaria fue “Hernán y las Amazonas”, distribuida por la agencia Editors Press Inc. A partir de 1947 no se encuentran ya referencias sobre trabajos realizados por Luis Cazeneuve, quien de acuerdo a los escasos datos disponibles falleció en 1978.

 

 

CAZENEUVE, Arturo

  Citado con frecuencia en trabajos sobre la historieta norteamericana como “The Enciclopedy of American Comics” de Ron Goulart o en la amplisima base de datos de Jerry Bails, el nombre de Arturo Cazeneuve (1919-1992) es prácticamente desconocido en la Argentina, donde resulta difícil encontrar evidencias de su actuación profesional.

    Radicado desde 1939/40 en Estados Unidos junto a su hermano Luis, su actuación será muy similar a la de éste aunque un poco más prolongada, ya que existen constancias de trabajos suyos realizados en 1951. De esa década de labor se destacan títulos como “Bald Eagle”, “Black Cat” (creada en 1941 por Al Gabrielle), “Buster Crabbe”, “Crimson Avenger”, “Flame”, “Green Arrow”, “Green Hornet”, “Slam Bradley”, “The Shinning Knight” y “Vigilante”.  Varios de esos personajes fueron dibujados también por su hermano, coincidencia que se da también con los editores para los cuales trabajaron, entre ellos Victor Fox, Harvey, Hillman y Timely (antecesora de Marvel).

   Puede presumirse que la crisis que afectó a la industria norteamericana de la historieta en los años cincuenta haya obligado a Arturo (Art) Cazeneuve a buscar nuevos rumbos profesionales, específicamente en el campo editorial y periodístico donde se desempeñó hasta comienzos de los años ochenta. Su deceso se produjo en 1992